EJERCICIO FÍSICO Y HUESOS FUERTES

Home / LESIONES / EJERCICIO FÍSICO Y HUESOS FUERTES
tactespa | 14 14UTC July 14UTC 2019 | no comments

Los huesos de nuestro cuerpo lo podemos comparar a las paredes que forman la estructura de nuestra casa.

Si queremos que nuestra casa sea segura, las paredes deben de ser fuertes, resistentes y de buena calidad. Lo mismo sucede con nuestros huesos, si queremos que nuestra estructura corporal sea segura, nuestros huesos deben de ser fuertes, resistentes y de buena calidad.

La mejor forma de conseguirlo, es llevando un estilo de vida activo. Siendo el ejercicio físico la mejor y más saludable prevención de enfermedades óseas, como por ejemplo la osteoporosis. Llevar una vida sedentaria, es exponer a nuestros huesos a formar parte de una casa con las paredes huecas.

¿POR QUÉ EJERCICIO FÍSICO PARA CONSTRUIR HUESOS FUERTES?

El ejercicio físico es imprescindible para mantener una masa ósea fuerte, ya que el estrés mecánico que sometemos a nuestro cuerpo cuando realizamos una actividad física, hace que la circulación de nutrientes hacia el esqueleto aumente considerablemente.

Lo que crea unos huesos bien compactos y calcificados, evitando la pérdida de masa ósea.

BENEFICIO DEL EJERCICIO FISICO SOBRE LOS HUESOS

  1. Aumenta el flujo de nutrientes al hueso.
  2. Mejora el equilibrio y la coordinación.
  3. Aumenta el tono muscular y fortalece los huesos.
  4. Mejora el balance corporal.
  5. Evita la pérdida de minerales.

 

TIPOS DE EJERCICIO FÍSICO PARA MEJORAR NUESTROS HUESOS

Todo tipo de actividad física es buena para nuestros huesos. Aunque hay dos tipos de ejercicio físico que son mejores para la construcción de unos huesos fuertes.

Lo primero es realizar actividad física que realice movimiento desafiando la gravedad, haciendo que el cuerpo soporte su propio peso, a la vez que fortalece la musculatura. Actividades como caminar, correr, bailar, aeróbic son imprescindibles para el fortalecimiento de los huesos.

El otro tipo de actividad recomendada, es el trabajo de resistencia o entrenamiento con pesos o gomas. Mejorando así el tono muscular y la interacción con la masa ósea.

Por lo tanto, como hemos dicho al principio de este artículo, lo mejor para mantener sano nuestro cuerpo es llevar un estilo de vida activo. En el caso de nuestros huesos, es muy importante la combinación de ejercicio físico que ejerza impacto sobre nuestro cuerpo y el entrenamiento con pesas. Siendo lo ideal la práctica de actividad física combinada al menos 5 días por semana entre una hora y una hora y media diaria.