EL SUEÑO

Home / SALUD Y BIENESTAR / EL SUEÑO
tactespa | 16 16UTC September 16UTC 2019 | no comments

El sueño es la actividad que consume la tercera parte de la vida de un ser humano. Durante esta actividad, los músculos se relajan, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la tensión arterial disminuyen.

El sueño no solo sirve para descansar y ahorrar energía, sino también para regenerar y reparar los tejidos del organismo. Ya que mientras se duerme, la hipófisis es cuando segrega más hormona del crecimiento.

Se pueden diferenciar dos tipos de sueños diferentes, según la actividad eléctrica de las neuronas o células nerviosas. Estos dos tipos de sueño son:

  1. SUEÑO LENTO: mediante el cual las células nerviosas presentan una actividad eléctrica de alto voltaje y baja frecuencia.
  2. SUEÑO REM (rapid eye movement): que al contrario que el sueño lento, las células nerviosas presentan una actividad eléctrica de bajo voltaje y alta frecuencia. La ciencia ha podido demostrar, que es durante esta fase del sueño cuando aparecen los sueños. El espacio que se permanece en este tipo de sueño, suele ser como norma general muy breve, de aproximadamente 2-3 minutos. Los momentos previos a despertarse, se suele estar en este tipo de sueño. Lo que explica como muchas personas son capaces de recordar un sueño vivido esa noche.

El ser humano, como norma general, cuando se duerme va alternando tres ciclos de sueño lento y REM en intervalos de unas 2 horas, 2 horas 30´ antes de despertarse al día siguiente.

¿ES BUENO SOÑAR?

La fase de sueños y el estado REM, son necesarios para la salud mental. Hay muchas personas que durante la fase REM del sueño, han sido capaces de resolver algún problema del día o días anteriores, así como muchos artistas, escritores, etc, que han sacado de sus sueños inspiraciones creativas.

Ahora bien en cuanto se habla del sueño, la discusión siempre suele ir relacionada en torno a la misma pregunta ¿Cuantas horas de sueño son necesarias?

Las horas de sueño en el ser humano siempre han despertado ciertas controversias dentro de la comunidad científica. Al final la conclusión que podemos sacar, después de leer varios estudios dedicados al tema del sueño, es que cada persona debe de dormir lo que el cuerpo y su mente le pidan.

Teniendo siempre en cuenta eso sí, que a medida que la persona va avanzando en edad, la necesidades del sueño le van a ir disminuyendo.