FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD

Home / FITNESS / FLEXIBILIDAD Y ELASTICIDAD
tactespa | 07 07UTC October 07UTC 2019 | no comments

La flexibilidad, la podemos definir como la capacidad máxima de elasticidad que posee un músculo, junto con la máxima amplitud de movimiento articular.

Esta última parte de la definición, es debido a que la flexibilidad, al contrario de lo que mucha gente cree, engloba dos términos:

  • La elasticidad muscular.
  • La movilidad articular.

Junto con la resistencia y la fuerza, formarán lo que se conoce como las cualidades físicas básicas.

No todas las personas, disponen de la misma flexibilidad, ya que son varios los factores que van a influenciar sobre ella. Algunos de estos factores, son:

  1. EL SEXO: como norma general las mujeres son mucho más flexibles que los hombres. Esto es debido a varios factores como el hormonal, el porcentaje de grasa, la retención de líquidos y la masa muscular.
  2. LA GENÉTICA: condiciona en un porcentaje elevado, tanto la capacidad de elongación muscular, como el límite en el movimiento articular.
  3. LA EDAD: la flexibilidad, es la única capacidad humana que va en involución. A medida que la persona va cumpliendo años, los niveles de flexibilidad, van descendiendo. Como norma general, hasta los 10 años aproximadamente de edad, la flexibilidad suele ser bastante buena. Después con el crecimiento óseo y muscular, la flexibilidad va disminuyendo. Tanto es así, que sobre los 21-22 años de edad el porcentaje de flexibilidad puede caer hasta un 75% del inicial.
  4. LA TEMPERATURA: a mayor temperatura, mayor flexibilidad. Cuando nos referimos a temperatura, lo hacemos a temperatura intramuscular. De ahí que es conveniente siempre trabajar la flexibilidad con un buen calentamiento inicial.
  5. LA HORA DEL DÍA: aquí hay que tener en cuenta que no se dispondrá de igual flexibilidad por la mañana a primera hora nada más levantarse tras estar los músculos en reposo toda la noche, que a mitad mañana o por la tarde, donde el músculo está mucho mejor vascularizado.

 

Deportivamente hablando, en las personas con poca flexibilidad, su organismo va a gastar más energía a la hora de ejecutar un gesto técnico. Por ejemplo aquellas personas que se dediquen a correr, las que tengan menor flexibilidad van a tener un mayor gasto energético a la hora de correr. Lo que va a provocar un rendimiento más bajo que si trabajasen la flexibilidad y lograsen potenciarla. Debido a la mayor energía que va a necesitar su organismo para realizar correctamente el gesto técnico de la carrera, disminuyendo así el aporte de energía al músculo, sistema cardiovascular, etc.

Por esto es aconsejable la necesidad de sesiones específicas de flexibilidad, por lo menos los días de poca carga de trabajo.

¿CÓMO TRABAJAR LA FLEXIBILIDAD?

Muy poca gente trabaja correctamente la flexibilidad. Se puede observar un buen número de gente que al finalizar sus sesiones de entrenamiento se ponen a estirar algunos músculos, manteniendo la posición unos pocos segundos. Esto es mucho mejor que no hacer nada obviamente, pero carece del principal fin de la flexibilidad. Ya que aquí con este tipo de “micro-estiramientos”, lo que se consigue es devolver al músculo al estado inicial de elasticidad. Pero en ningún momento se está incidiendo en el trabajo de la máxima elongación de este músculo, ni se trabaja tampoco en la mayoría de los casos el otro componente que hemos citado al principio en torno a la flexibilidad, que es la movilidad articular.

Por este motivo la flexibilidad se debe de trabajar de manera específica, al igual que la resistencia, la velocidad o la fuerza. La realización de 2 sesiones semanales, los días de poca carga de entrenamiento. Por ejemplo lo ideal sería practicar 1 o 2 días por semana entre 45 minutos y 1 hora de trabajo específico de flexibilidad. Consiguiendo con esta práctica trabajar tanto la elasticidad como el movimiento articular.

También se debe de tener en cuenta el trabajo de la flexibilidad cuando se trabajan sesiones de fuerza. Teniendo en cuenta lo que llevamos insistiendo durante todo el articulo. Trabajo de elasticidad muscular junto con movilidad articular. Siendo imprescindible tanto al comienzo como al final de la sesión.