HOMBRO CONGELADO

Home / LESIONES / HOMBRO CONGELADO
tactespa | 24 24UTC February 24UTC 2020 | no comments

El hombro congelado, también conocido como “capsulitis adhesiva o retráctil”, es una enfermedad que causa dolor y rigidez en el hombro.

Suele afectar al 2% de la población en personas comprendidas entre los 40 y 60 años.

Para entender bien que es un hombro congelado, vamos a hacer un resumen muy breve y sencillo, de manera muy general sobre la anatomía de la articulación del hombro.

La articulación del hombro o glenohumeral la forman el hueso húmero, el omóplato y la clavícula. Unidos con sus correspondientes ligamentos y tendones que facilitan el funcionamiento normal de la articulación. Para facilitar el movimiento de la articulación, la articulación está envuelta como ya os explicamos en el “post” dedicado a la bursitis de codo, por una bolsa con líquido sinovial, que se encarga entre otras cosas de lubricar la articulación.

La lesión se produce cuando se crean adherencias de tejido en la articulación porque la bolsa sinovial y el líquido se espesan y se endurecen. Lo que va a provocar dificultad en el movimiento de los ligamentos que unen los huesos y que forman el hombro. Llegando a provocar incapacidad para mover el hombro.

El dolor va ir empeorando poco a poco, sobre todo por la noche, hasta que si no se trata, el rango de movimiento del hombro se pierde. Hay ocasiones en las que el dolor va bajando de intensidad pero la rigidez del hombro permanece. El dolor suele ser un dolor sordo, fijo y continuo, localizado en la parte exterior del hombro.

¿CAUSAS?

No existe una causa clara a la que poder asociar esta enfermedad. Si bien sí que hay algunos factores que se pueden asociar, como por ejemplo:

  1. Inmovilización: personas que hayan tenido inmovilizado el hombro durante cierto tiempo, por fractura, lesión o cirugía.
  2. Cambios hormonales: se suelen provocar en mujeres en edades comprendidas entre los 45 y 50 años a partir de la menopausia.
  3. Diabetes: sin saber exactamente porque, las personas que sufren esta enfermedad tiene muchas más posibilidades de sufrir de hombro congelado. Entre el 10% y el 20% de personas que padecen esta enfermedad.
  4. Otras enfermedades: aquellas personas que sufran de parkinson, de enfermedades cardíacas, que hayan padecido o padezcan algún tipo de enfermedad cerebrovascular, mastectomía o tuberculosis.

 

De estos 4 factores que se asocian al hombro congelado, de forma muy general, el primero de ellos suele ser el que se asocia más a esta enfermedad. Por ello se recomienda a las personas que hayan tenido que tener el hombro inmovilizado durante cierto tiempo, que lo muevan lo antes posible después de la lesión o cirugía.

TRATAMIENTO

En el 90% de los casos el tratamiento conservador a base de antiinflamatorios, termoterapia, crioterapia y terapia física de movimientos de amplitud de hombro y estiramientos suele ser efectivo. Incluso se puede recurrir si el médico lo considera oportuno a la infiltración de corticoesteroides hasta tres veces en la articulación del hombro.

Normalmente, aunque los plazos suelen ser muy variables, en el plazo de unos 18 meses aproximadamente el paciente suele recuperarse perfectamente del hombro congelado. Incluso en algunos casos hasta de manera espontánea.

Si los síntomas no mejorar ya se suele recurrir al tratamiento quirúrgico.

No es muy común que se repita el problema en el mismo hombro, aunque si se han dado casos que se puede repetir en el otro hombro.