MAJARYASANA

Home / TALLER DE YOGA / MAJARYASANA
tactespa | 25 25UTC February 25UTC 2020 | no comments

MAJARYASANA

(conocida como postura del gato)

EJECUCIÓN DE LA POSTURA

  1. Colócate de rodillas sobre la esterilla en posición de cuadrupédia como en la postura de la vaca que te explicamos la semana pasada.
  2. Debes de colocar las piernas a la anchura de tus caderas colocando las rodillas debajo de estas y los brazos a la anchura que marcan tus hombros.
  3. Si tienes dolor en las rodillas, puedes apoyarte sobre una manta.
  4. Es muy importante que mantengas los brazos en todo momento extendidos sin flexionarlos. Ni al principio ni después durante el movimiento.
  5. La columna vertebral y las cervicales, deben de estar totalmente alineadas, paralelas al suelo, evitando que la cabeza se caiga. Para ello debes de dirigir la mirada hacia el frente.
  6. Inspira profundamente, y al espirar dirige la barbilla hacia el pecho y la vista hacia tu ombligo, al mismo tiempo que llevas el cóccix hacia adentro.
  7. Empuja en redondo desde tu zona dorsal alta hacia arriba y mete el abdomen para ayudar a vaciar por completo el aire de tus pulmones.
  8. Inspira de nuevo y vuelve a la posición inicial.
  9. Repite el movimiento entre 10 y 15 veces más.
  10. Esta postura suele ir combinada con la postura de BITILASANA o la vaca de la semana anterior.

 

POSTURAS PREVIAS A MAJARYASANA

  1. ADHO MUKHA SVANASANA (postura del perro boca abajo)
  2. ADHO MUKHA VIRASANA (postura del héroe o recogimiento)
  3. BITILASANA (postura de la vaca)

 

BENEFICIOS

  1. Descomprime toda la tensión de las vértebras liberando los nervios que pasan a través de ellas.
  2. Fortaleces todos los músculos de la columna vertebral.
  3. Endereza y corrige las malas posturas.
  4. Fortalece las muñecas, los antebrazos y los hombros.
  5. Tonifica y fortalece los músculos abdominales.
  6. Masajea los órganos internos facilitando la digestión.
  7. Ayuda a reducir el estrés y controlar la mente.

 

EVITAR LA POSTURA SI

Se debe de realizar la postura de manera muy suave si existe dolor en la espalda. Las mujeres embarazadas también deben de ir muy suave a la hora de realizar esta postura. Es posible que con el embarazo ya muy avanzado sea necesario evitarla para no cargar la espalda en exceso.