MUJERES Y PESO MUERTO

Home / FITNESS / MUJERES Y PESO MUERTO
tactespa | 06 06UTC April 06UTC 2020 | no comments

Dominar el peso muerto o deadlift te permite ser más funcional, tanto a la hora de hacer otro tipo de levantamientos en el gimnasio, como a la hora de hacer levantamientos en tu vida cotidiana.

Aunque cada vez hay más chicas que le pegan duro al entrenamiento con pesas, aún existen grupos que tienen miedo a realizar algunos ejercicios, por temor a ponerse “demasiado grandes”. Uno de estos ejercicios, es el peso muerto.

El peso muerto involucra una gran cantidad de músculos a la hora de ejecutarlo. De una manera más especial los músculos de la cadena posterior del cuerpo. Te va a fortalecer los glúteos y los isquiotibiales, fortalece los músculos lumbares y los erectores de la columna, fortalece el core y la región abdominal, evitando posibles lesiones. Además te ayuda en la potencia de tu zancada si practicas algún tipo de deporte que lo requiera.

Es un ejercicio que se puede utilizar en cualquier etapa de tu preparación, bien sea en etapas de fuerza, etapas de definición, etc.

De hecho en las mujeres debe de ser un ejercicio a tener muy en cuenta en vuestros entrenamientos semanales, ya que es un excelente “reeducador pélvico”. Ya que todos los músculos que os hemos comentado anteriormente están ligados con la pelvis. Al trabajarlos vas a evitar descompensaciones musculares que provoquen un desequilibrio pélvico que a la larga puede provocar problemas como lumbalgias, protusiones o incluso hernias.

BENEFICIOS DEL PESO MUERTO SOBRE LAS MUJERES

  1. Ganancia de fuerza y condición física: vas a trabajar dos condiciones físicas en un mismo movimiento. Al levantar cargas vas a trabajar la fuerza y al mismo tiempo al realizar varias repeticiones también interviene el sistema cardiovascular y la quema de calorías.
  2. Mejora de otro tipo de ejercicios: sirva para incrementar el rendimiento en otro tipo de ejercicios dentro de un mismo entrenamiento.
  3. No aumenta el perímetro abdominal: proporciona excelentes resultados estéticos. Vas a trabajar el core y la zona abdominal sin que el perímetro abdominal aumente.
  4. Contrarresta el efecto de llevar tacones: al activar los glúteos, compensarás el desequilibrio provocado al andar con tacones, llevando la pelvis a una inclinación posterior.

 

El problema que tiene el peso muerto, es el mismo que tienen muchos ejercicios que se practican en las salas de crossfit o en los gimnasios. Que no se comienza por la base para realizar correctamente el gesto técnico y se empieza ya con excesivas cargas que si pueden provocar problemas.

Una vez se conozca bien la técnica del ejercicio de manera que te permita realizarlo con fluidez y de una manera automática, ya puedes empezar a centrarte en aumentar las cargas. Es más, ya puedes empezar a concentrarte de manera exclusiva en levantar cargas. Y no tengas miedo a que tu cuerpo se ponga como el de un hombre, esto ya lo hemos comentado en artículos anteriores.

¿CÓMO REALIZAR CORRECTAMENTE EL PESO MUERTO?

  1. Colócate muy cerca de la barra, metiendo los pies por debajo sobre la zona del empeine.
  2. Flexiona las piernas ligeramente manteniendo la espalda recta y la cabeza alta alineada con la columna y la vista hacia el frente.
  3. Coge la barra con los brazos completamente extendidos. Acerca las tibias hacia la barra .
  4. Saca el pecho hacia afuera y levanta la barra con las piernas, empujando con la cadera hacia adelante tirando hacia arriba lo más explosivamente posible.
  5. Termina de pie con la barra a la altura de la cintura y lo más cerca posible del cuerpo. Manteniendo la espalda recta.
  6. Flexiona las piernas manteniendo la espalda recta y la cabeza alta hasta dejar de nuevo la barra en el suelo para repetir el movimiento.

 

No debes de olvidar nunca que para la obtención de un objetivo físico determinado, siempre debe de ir acompañado de una buena estrategia nutricional paralela al entrenamiento.