UTTANASANA

Home / TALLER DE YOGA / UTTANASANA
tactespa | 03 03UTC March 03UTC 2020 | no comments

UTTANASANA

(conocida como la postura de la cigüeña)

EJECUCIÓN DE LA POSTURA

  1. Colócate de pie sobre la esterilla, con las piernas juntas y los brazos descansando a los lados del cuerpo.
  2. Inspira suave y profundamente elevando los brazos por encima de tu cabeza.
  3. El espirar inclina tu cuerpo suavemente hacia adelante encogiendo tu barriga e imaginando que tu cadera funciona como una bisagra inclinándote por completo hacia adelante.
  4. Dobla ligeramente las piernas para que puedas estar al principio más a gusto en la postura, y puedas llegar bien con las manos al suelo.
  5. Si te notas con comodidad en la postura y respirando de manera fluida y tranquila, comienza a estirar las piernas hasta que queden completamente rectas, manteniendo las manos apoyadas sobre el suelo.
  6. Activa tus cuádriceps y deja caer el peso muy suavemente hacia las puntas de tus pies, sin despegar los talones del suelo.
  7. Mantén la barbilla recogida hacia la garganta, y asegúrate de que respiras de forma relajada, sin presión ni en el pecho ni en los hombros.
  8. Mantén la postura durante 10 respiraciones y vuelve suavemente a la posición inicial.
  9. Puedes descansar 2-3 respiraciones y repetirla 2-3 veces más. Si eres principiante y no llegas bien al suelo con las piernas estiradas, no te preocupes. Mantén las piernas flexionadas, hasta que poco a poco vayas ganando flexibilidad.

 

POSTURAS PREVIAS A UTTANASANA

  1. TADASANA (postura de la montaña)
  2. VRIKSASANA (postura del árbol)
  3. UTKATASANA (postura de la silla)

 

BENEFICIOS

  1. Estira la musculatura de la espalda.
  2. Flexibiliza los músculos isquitibiales y los glúteos.
  3. Fortalece las rodillas y los cuádriceps.
  4. Mejora la digestión.
  5. Estimula los riñones y el hígado.
  6. Alivia los síntomas de la menstruación.
  7. Ayuda a mantener la calma.

 

EVITAR LA POSTURA SI

Las personas con lesiones en la espalda y con la musculatura isquiotibial muy recortada deben de realizar la postura con las piernas flexionadas. Las personas que padezcan de tensión arterial baja, deben de volver a la posición inicial muy lentamente y con la barbilla recogida hacia la garganta, hasta llegar al final. Las mujeres embarazas deben de tomar las precauciones que hemos mencionado y además realizar la postura con las piernas abiertas en línea con sus caderas.