VITAMINA B12

Home / NUTRICION Y SUPLEMENTACION / VITAMINA B12
tactespa | 20 20UTC January 20UTC 2020 | no comments

La vitamina B12, denominada también como cianocobalamina, al igual que todas las vitaminas del grupo B, es una vitamina hidrosoluble.

Esto quiere decir, que se disuelve con agua. Las vitaminas hidrosolubles, después de que el cuerpo utiliza las cantidades necesarias, las sobrantes son expulsadas del organismo a través de la orina.

Por este motivo, existe una incidencia muy baja de intoxicación por vitamina B12.

Esta vitamina, es muy importante para el metabolismo. Es esencial en la producción de glóbulos rojos en la sangre, estimula el metabolismo normal de las grasas, los hidratos de carbono y la síntesis de proteínas, estimula el mantenimiento del sistema nervioso y el metabolismo de las células colaborando en el crecimiento de las mismas, actúa como coenzima en el proceso normal de la síntesis de ADN.

El cuerpo humano, puede almacenar vitamina B12 en el organismo por años. Por este motivo suele ser bastante difícil que exista déficit de esta vitamina. Aunque aquellas personas que sigan dietas vegetarianas o veganas de manera estricta, sería conveniente la suplementación de vitamina B12, ya que los alimentos de origen vegetal no contienen esta vitamina. Es posible también que personas con enfermedades del tracto digestivo como por ejemplo la celiaquía o la enfermedad de Crohn, que presentan dificultad a la hora de la absorción de nutrientes también puedan presentar un posible déficit de esta vitamina.

Si esta deficiencia de vitamina B12, no es tratada se pueden presentar problemas de anemia, pérdida de equilibrio, lesiones nerviosas que puedan provocar por ejemplo entumecimiento y hormigueo en manos y piernas, debilidad muscular, problemas intestinales y alteraciones en el estado de ánimo.

FUENTES ALIMENTICIAS

La vitamina B12, se encuentra en una amplia variedad de alimentos de origen animal. Los alimentos vegetales, no contienen vitamina B12, a menos que sean fortificados.

Se puede obtener la cantidad de vitamina B12 recomendada, consumiendo alimentos como:

  1. Pescados y mariscos: almejas, arenque, ostras, caballa, platija, sardinas.
  2. Carne de res, de aves.
  3. Huevos, leche y otros productos lácteos.
  4. Visceras: hígado de buey
  5. Algunos cereales y levaduras nutricionales para el desayuno que estén enriquecidas con vitamina B12.

Para saber la vitamina B12 que se le ha agregado a un producto alimenticio, hay que revisar el panel de información nutricional en la etiqueta de los alimentos.

Hay que tener en cuenta, que el cuerpo absorbe las fuentes animales de vitamina B12 mucho mejor que las fuentes vegetales enriquecidas. Las fuentes de vitamina B12 que no provienen de animales, varían en su cantidad y en ocasiones no son fuentes fiables de esta vitamina.

RECOMENDACIONES

Como hemos mencionado anteriormente, la mejor manera de satisfacer las necesidades de vitamina B12 del cuerpo, es a través del consumo variado y moderado de productos animales.

No obstante, la vitamina B12 suplementaria, puede encontrarse en:

  1. Casi todos los complementos vitamínicos. (El cuerpo absorbe mejor la vitamina B12, cuando se toma junto con otras vitaminas del complejo B, como niacina, riboflavina, B6 y magnesio).
  2. Una forma recetada de vitamina B12 que se puede administrar tanto en inyección como en gel nasal.
  3. También está disponible en una forma que se disuelve bajo la lengua (sublingual).

La RDR (ración diaria recomendada) en la dieta para las vitaminas, muestra que cantidad de vitamina deben de obtener la mayoría de las personas diariamente. Esta cantidad, va a depender de factores como la edad y el sexo. Otros factores como el embarazo y las enfermedades. En caso de mujeres embarazadas o lactantes se necesitan cantidades mayores. Se debe de preguntar siempre al médico la cantidad más apropiada en cada caso.

INGESTAS DE REFERENCIA

Bebés de 0 a 6 meses 0,4 microgramos por día.

Bebés de 7 a 12 meses: 0,5 microgramos por día.

Niños de 1 a 3 años: 0,9 microgramos por día.

Niños de 4 a 8 años: 1,2 microgramos por día.

Niños de 9 a 13 años: 1,8 microgramos por día.

Hombres y mujeres de 14 años en adelante: 2,4 microgramos por día.

Mujeres y adolescentes embarazadas: 2,6 microgramos por día.

Mujeres y adolescentes lactantes: 2,8 microgramos por día.

Estas cantidades son como bien dice el título, INGESTAS DE REFERENCIA. En cualquier caso siempre es aconsejable consultar con su médico o especialista pertinente la ingesta de cualquier tipo de suplementación y/o dieta especial.